Derroche de energía en el concierto de Red Hot Chili Peppers

Ayer por la noche se produjo el último concierto de los dos que la banda estadounidense tenía planeados para este fin de semana en Barcelona. La banda liderada por Anthony Kiedis subió al escenario para demostrar que a pesar de los años siguen dando espectáculo sin escatimar en esfuerzos y haciendo disfrutar a los asistentes a sus conciertos.

Desde que anunciaron su paso por la Ciudad Condal para presentar en directo su último álbum “The Getaway” la expectación era máxima. Ese hecho se confirmó el día en el que se pusieron a la venta las entradas de la que en principio iba a ser la única fecha, el 1 de Octubre. Las entradas prácticamente se agotaron a la hora siguiente y eso supuso que se confirmase otro concierto el día 2.

A pesar de haber dos conciertos seguidos, mucha gente acampó para poder ver a FleaChad y compañía desde cerca. Cerca de las 18:00h se abrieron los accesos y de manera ordenada se organizaron las filas hasta que a las 19:00h se abrieron las puertas del Palau Sant Jordi.

La acción empezó con los teloneros La Femme, que con un retro electro pop muy bailable animaron la sala. A pesar de que al principio al público le costó familiarizarse con su estilo de música, acabaron muy entregados a su propuesta encima del escenario.

Pasadas las 21:30h después de un parón, por fin aparecieron en escena los esperados Red Hot Chili Peppers. En ese momento el público enloqueció y hasta se vieron preocupantes empujones entre la masa.

El espectáculo empezó fuerte.  Sonaron “Around the World”, “Otherside” y “Snow ((Hey oh))”.  El setlist era muy extremista y es que la banda interpretó mucho de los éxitos de sus inicios que les hicieron llegar hasta donde están hoy en día y también cinco temas de su último trabajo.

Haciendo retroceder al público hasta los ’90 interpretando “Blood Sugar Sex Magik”, “Give it Away”,”Under The Bridge”, “Around the World”, “Californication”, “Otherside” y una rareza, “Aeroplane”, que sólo han interpretado 68 veces en directo a lo largo de su historia.

De esta manera contentaron a los fans más antiguos y a los nuevos adeptos, aunque se echaron en falta algunos éxitos más de su genial “Stadium Arcadium” a parte de “Snow ((Hey oh))”.

El espectáculo musical iba acompañado por una puesta en escena muy enérgica que demostraba que tienen cuerda para rato. A pesar de su edad no paraban con los saltos, bailes y movimientos espasmódicos (Flea incluso se atrevió a cruzar el escenario haciendo el pino). También acompañaba un juego de luces muy especial compuesto por unas lámparas incandescentes con luces tenues que subían y bajaban creando diferentes efectos y dibujos que rodeaban al público de pista y hacían alucinar al público de la grada.

ctywrorxeaajvdk
Fuente: BeSide Tape
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s